Idioma Número
La influencia de la creencia religiosa en el patrimonio popular narrativo omaní
La influencia de la creencia religiosa en el patrimonio popular narrativo omaní
Número 52

Samae Isa

          Los cuentos populares se fundan- como cualquier otra producción creativa – sobre la imaginación, y tienen un fecundo campo en las creencias religiosas y éticas acumuladas en la memoria de un pueblo a través de largas épocas de donde beben, sobre todo, cuando el hombre intenta explicar sucesos repentinos y misteriosos como las epidemias, la muerte o explicar las formaciones montañosas en su extraña formación, o creencias religiosas, sobre todo aquellas que se formaron con los principios de la conciencia del hombre y su intento de entender el fenómeno de su existencia en el universo.

          En la antigua sociedad marinera de Omán, donde el establecimiento del hombre se remonta a 3400 años a. C. entonces los omaníes que Vivian los peligros de los mares, creyeron que el hombre después de su muerte se transformaba en una tortuga. Esta explicación, viene tras descubrir las sepulturas marítimas de Ras-Alhamra en Mascate. Es un descubrimiento arqueológico realizado por la delegación arqueológica italiana en la década de los ochenta del siglo pasado, puesto que apareció la posición del esqueleto humano en forma de una tortuga. Los escritores de la enciclopedia “A la sombra de los antepasados: fundamentos de la antigua civilización en Omán, los difuntos arqueólogos Serge Closeau y Mauricio Tuzzi añaden que a las tortugas le siguen teniendo un grado de importancia en las leyendas de algunas sociedades de pescadores en las costas de la India que dan al océano pacifico. Los habitantes de aquellas regiones las consideran antepasados de marineros y a veces marineros antiguos. Los escritores griegos mencionan que los que comían pescado y que habitaron las costas árabes, consideran que sus antepasados eran peces. Podemos decir que las tortugas desempeñaron este papel en el cuarto milenio a. C. De los restos de peces y de las orientaciones de las sepulturas en el cementerio, aparece que el protuberante en la montaña de Ras- Alhamra fue habitado durante el otoño y el invierno de cada año”. 

          La influencia de las antiguas creencias religiosas, se extiende hasta las épocas de las primeras religiones celestiales en Omán, sobre todo, la religión judía en la provincia de Izki, la colonia agrícola más antigua en el interior de Omán, donde se encuentra la cueva de Yernan, y Yernan es el antiguo nombre de Izki, hasta hoy nadie ha podido avanzar hasta su lejano fondo. Circula la creencia popular de que en esta cueva, se oculta el becerro de oro que antiguamente adoraron los judíos, antes de creer definitivamente en Dios, respondiendo al llamamiento de su profeta Moisés. Naturalmente esas creencias se asocian a muchos relatos populares que no salen de la antigua historia de la memoria judía en Omán, y la más importante es la visita del profeta Salomón a la ciudad de Slot, en su camino al encuentro de la reina Balqis. Se presentaron diferentes estudios sobre esta historia debido a la importancia que representa  por su coincidencia con los principios de la fundación de la sociedad agrícola en Omán. Entre los más importantes, el estudio del británico John wilkinson y el estudio del investigador omaní Cheij James Eladui, los dos estudios tuvieron diferentes interpretaciones. También lo que descubrieron las delegaciones arqueológicas en los restos de la histórica ciudad de Samharam de templos y de estatuas del dios de la luna Sin, que antiguamente adoraron los habitantes del sur de la península arábiga, antes de creer en las sucesivas religiones celestiales, adoraron también a Naana la hija del dios de la luna Sin y que aun se sigue repitiendo el eco de su adoración en las canciones de los pastores en los montes de Dhofar. Posteriormente volveremos a un análisis detallado sobre los relatos de origen religioso judío, y estudiar las diferentes opiniones en la explicación de estos relatos.