Idioma Número

Lea en esta edición

El rabel
  Muchas fuentes creen que el instrumento rabel, fue llevado de la península aráb...

La cultura material y su papel en el desarrollo económico y social
Los museos, deben ayudar al ciudadano a estar al corriente de la realidad social y económica ...

El poder consuetudinario en las sociedades tradicionales Estudio antropológico “comunidad de reconciliación” la región de Yelfa como ejemplo
Entre las características que distinguen la regio de Yelfa, que está situada en el cen...
38
Issue 38
Puede descargar el (PDF) desde este enlace
Las indicaciones comparativas en el patrimonio cultural inmaterial
Número 38

Dr. Tarek Elmalki

          La estandarización, es una actividad institucional, se lleva a cabo por un organismo especializado y reconocido mundialmente (por ejemplo la organización ISO), o regional (por ejemplo la unión europea), o a nivel nacional (el instituto marroquí para la estandarización). El objetivo de la estandarización, es lograr una armonía y conformidad común en uno de los ámbitos mentales, científicos, técnicos y económicos, a través de formulación de indicaciones estandarizadas, que abarcan definiciones, condiciones, características y estilos de criterios para una materia o un objeto, proceso o un medio con el objetivo de lograr un grado ideal de organización en un ámbito determinado. Con eso la estandarización, sería un medio importante para la comunicación entre los usuarios por una parte, y los productores por la otra. La estandarización, se considera uno de los aspectos y revelaciones de la globalización que conoce el mundo hoy día. Los intereses de la sociedad humana moderna, se entrometieron y entrelazaron, lo que obligo a la humanidad a buscar un medio de comprensión, y encontrar formas de conformidad y traducirlas en forma de criterios estandarizados de una naturaleza internacional, concertados por parte de empresas y organizaciones gobernativas y no gobernativas, pero lo que ha agilizado el desarrollo del proceso de la estandarización internacional, es la subida de las sociedades humanas en la ola de comunicación de redes, y la aparición de nuevas técnicas y tecnologías , que requieren unas normas unificadas para el intercambio de servicios.

          Podemos preguntar hasta qué punto es probable someter un ámbito humano como es el patrimonio cultural inmaterial a la estandarización, sabiendo que es un tema que está expuesto a la divergencia de puntos de vista. Entonces, ¿Cómo puede la estandarización que es un ámbito creado –en principio- para el control de las mercancías y los productos industriales, trascender al ámbito  del patrimonio cultural inmaterial? ¿No podemos considerar que el tratado de proteger el patrimonio cultural inmaterial, es una especie de estandarización, que impuso un tipo de control en la orientación de la práctica patrimonial, para hacerla coincidir con los tratados internacionales?

          Quizás lo más digno de mencionar y confirmar, cuando hablemos de la estandarización y sus ámbitos, es que cuanto más penetra la actividad mental en el trabajo y su vinculación con las instituciones, más aumenta la necesidad de su estandarización y el control de su terminología, porque se lo sometemos a la estandarización, lo sacamos de la confusión de términos, y todo lo que supone una pérdida de esfuerzo, y lo entrometemos en el ámbito de ciencias y control, y así ahorraremos esfuerzo. Este principio es más aplicable al patrimonio popular con sus distintas ramas, y la explicación de eso en dos aspectos:

  • Documentar el patrimonio, es un proceso artístico llevado a cabo por instituciones gobernativas y miembros especializados, y si sabemos que este proceso, requiere un plan solido en la colección, y un previo acuerdo sobre lo que hay que documentar y lo que hay que dejar. Es lógico que haya unanimidad sobre los estilos de colección entre los documentalistas antes de empezar el trabajo, y esto es la estandarización de la que hablamos en este ensayo.
  • La mayoría de los elementos patrimoniales, sus nombres varían de una región a otra, según los dialectos locales y la variedad de la realidad lingüística y geográfica en los países árabes, lo que obliga al investigador en el patrimonio a aprender los dialectos, para conocer estas distintas denominaciones, pero esto es imposible.

A través de esta resumida exposición de la estandarización del patrimonio, podemos salir con observaciones esenciales

Se puede clasificar estas estandarizaciones en tres partes: un tipo tradicional, se vinculo de una forma mayoritaria con biblioteconomía y documentación (tesauro del folclore egipcio, y el tesauro del patrimonio marroquí y jordano). Un tipo moderno, se benefició de técnicas avanzadas, (tesauro de la asociación folclórica americana, tesauro cultural español, el modelo referencial de los conceptos). Si los dos tipos anteriores, se centraron en una filosofía basada en el eje conservación- documento, la tercera clase (red de practicas culturales de John Berger), que dedico especial interés a la parte viva del patrimonio popular inmaterial orientando  su interés, sobre un eje, sus extremos “preservación –acción”.

Los tesauros árabes, necesitan una modernización de dos partes: de la parte de unificar los esfuerzos de los interesados en el patrimonio para salir con indicaciones para la estandarización, unificadas y aprobadas por una organización árabe. De la otra parte, los tesauros actuales necesitan una actualización en su contenido y sus técnicas, sobre todo, porque los criterios antológicos y de tesauros, se cambiaron mucho con la era del Web semántico.