Revista trimestral científica especializada
Mensaje del patrimonio popular desde Bahréin al mundo

La maravilla y la apertura del texto literario popular. “Las mil y una noches” como ejemplo

Número 59
La maravilla y la apertura del texto literario popular. “Las mil y una noches” como ejemplo

Dr. Mohamed Ali Amin

No hay discusión entre los investigadores de que “las mil y una noches” es un texto maravilla. Sus cuentos, como es sabido, están llenos de espacios fabulosos y mágicos que dominan su estructura narrativa.

La maravilla atraviesa el tejido narrativo con sus variadas formas en los cuentos de “las mil y una noches”. Esto es lo que observé, y lo que observaron también la mayoría de los investigadores que se dedicaron al estudio de este singular texto de los textos de la literatura popular. Y lo que no observaron muchos de los investigadores es que esta maravilla participa con un papel importante en la apertura del significado literario de los cuentos de “las mil y una noches”, y la cosa importante que la maravilla añade a este texto no es solo conseguir el goce del lector, sino que lo mas importante es su clara capacidad para abrir este texto sobre variados horizontes para la interpretación que necesita a un lector con una gran experiencia en la literatura y su variados géneros y la critica y sus tendencias, además de experiencia en otros conocimientos como la filosofía, psicología, sociología y otros conocimientos.

La maravilla es un termino critico que indica los sucesos extraordinarios, que entran en el circulo de lo imposible que no se pueden suceder de acuerdo con las normas de la mente humana. La literatura maravillosa de este modo es la literatura de la imaginación imposible; es una literatura que atraviesa todo lo que es real o posible, y se abre a todo lo que es lejos de la realidad o de la mente. La maravilla es un termino que alude al “procedimiento de formación de imaginaciones que no poseen una existencia y que no se pueden realizar”.

El que escudriña en los cuentos de “las mil y una noche” percibirá que la maravilla domina, como he dicho antes, todos los componentes de la narración, domina los personajes de una manera clara. Esto lo confirma, por ejemplo, la imagen exagerada del personaje del sabio Duyan, en el cuento del ministro del rey Yunan, aquel sabio que curo el rey de la lepra después de que los médicos no pudieron curarle, lo curo sin medicamento ni pomada: “cuando el sabio entro en la ciudad y paso en ella algunos días llego a su oído  la enfermedad del rey y a la mañana siguiente se vistió la mejor ropa que tenia y fue a visitar al rey, cuando estaba ante su majestad presento sus reverencias y le dijo majestad yo puedo curarle sin medicamentos ni pomada, entonces el rey le pregunto: me puedes curar sin medicamentos ni pomada? El sabio contesto afirmativamente y el rey se quedó muy sorprendido”.

Quien escudriña en los títulos de los cuentos de “las mil y una noches” observa en ellos el dominio de la maravilla; la mayoría de estos títulos contienen un extenso mundo de extrañeza, magia y maravilla que atrae al lector hacia los cuentos de las noches, para conocer lo que hay detrás de estos títulos. De estos títulos, a modo de ejemplo, “cuento del comerciante y el demonio,” el “cuento del pescador y el demonio,” el “cuento de la ciudad encantada”, el “cuento de la ciudad odiosa” y otros muchos cuentos.

En los cuentos de “las mil y una noches”, la maravilla domina también el tiempo, los sucesos y los demás componentes de la estructura narrativa. No tenemos necesidad aquí de numerar esos componentes porque no son objetivo en si mismos, sino que son medios para confirmar el dominio de la maravilla sobre los cuentos de “las mil y una noches”. Quizá mas importante que eso estudiar el efecto de la maravilla dominante sobre estos cuentos en su apertura semánticamente.

Todos números