Revista trimestral científica especializada
Mensaje del patrimonio popular desde Bahréin al mundo

Ansra en Marruecos: una fiesta estival con preocupaciones de sustento

Número 58
Ansra en Marruecos: una fiesta estival con preocupaciones de sustento

Dr. Ahmed Elwaret

          Los marroquís, sobre todo, los agricultores hasta hoy día velan por la celebración de una ocasión que se llama (Ansra). Eso ocurre en medio de las tareas de cosecha en medio de verano, el 7 de julio. Los aspectos de la festividad consisten en encender antorchas, tirarse agua mutuamente y preparar comida de la cosecha del mismo año imitando con eso nuestros antepasados que celebraron esta ocasión desde un periodo precoz de la historia islámica en Marruecos a base de que es una fiesta agrícola, ya que Ansra llevaba otro nombre que es Mehrayan (festival). La Ansra como confirmaron los estudios contemporáneos es una parte de una cultura antigua arraigada en las profundidades de la historia, pasa en su celebración de los musulmanes, los cristianos y los judíos para relacionarse estrechamente con los ritos de la agricultura que seguían los antiguos amazeg como los demás pueblos que se denominan primitivos, celebrando la madurez de la cosecha, inventando ritos que aseguran su conservación de la perdida después de su almacenamiento, y que la temporada agrícola próxima sea un éxito.

          Anotamos las siguientes conclusiones:

          Primero: la Ansra es una de las fiestas solares muy antigua, sus ritos se relacionaron estrechamente con la actividad de las sociedades agrícolas, por lo cual se pueden denominar ritos agrícolas, y se quedó considerada por parte de los agricultores en Marruecos junto con el Hagus, a modo de ejemplo, y si sigue celebrando hasta hoy, a pesar de haber perdido mucho de su brillantez.

          Segundo: la Ansra es el anuncio del final de una temporada agrícola y es una fiesta en honor a la tierra que repetidamente regala cosecha a los agricultores, y de ahí era una ocasión para presentar el agradecimiento a la madurez de la cosecha, pero lleva un temor preventivo por evitar resultados épicos que pueden destruir la cosecha, lo que indica el temor a los secretos de la naturaleza y su poderío.

          Tercero: los ritos de la celebración evocan el fuego, su ceniza y el agua, además del sustento que son los grandes elementos que influyen en la vida entera. Así como también la celebración de la fiesta de Ansra, a pesar del cambio de las circunstancias y de las mentalidades revela que la naturaleza sigue haciendo su efecto sobre el hombre. Es verdad que la celebración de Ansra perdió hoy su brillantez para los marroquíes, a excepción de unos pocos en las regiones rurales lejos de las ciudades, pero sigue presente en el imaginario colectivo de un modo concentrado, sobre todo, en las casas de los agricultores.  

Todos números