Idioma Número
Estudio de significados de canciones de adormecer y mecer los niños en la cultura popular en Libia
Estudio de significados de canciones de adormecer y mecer los niños en la cultura popular en Libia
Número 54

Galia Yunes Eddaarani, una investigadora de Libia

Adormecer es ayudar al niño a calmarse y a dormir, no con somníferos que utilizan algunas madres hoy, sino con la repetición de palabras sencillas en su número, fáciles en su construcción, grandes en sus significados y en sus objetivos y su contenido, las repite la madre en los oídos del niño dándoles entonación en una dulce música que obliga al niño con su dulzura a calmarse y a dormir. En cuanto a mecer es mover la madre a su pequeño con unos movimientos compasivos y ordenados para que duerma y en este sentido lingüístico, es mover el niño sin cantarle, en cuanto a adormecer, en árabe significa jugar y cantar al mismo tiempo, las dos palabras a nivel lingüístico se diferencian en el significado y coinciden en sus objetivos que es calmar al niño, se diferencian también en los medios e instrumentos. Adormecer consiste en el movimiento y el canto, sin embargo, mecer consiste en movimiento sin canto. En la cultura popular en Libia las dos palabras aluden al mismo objetivo, también coinciden en los mismos medios e instrumentos que es mover con compasión y cantar con dulzura, y con eso aluden al mismo significado.

Los investigadores en el campo de la infancia consideran que las canciones que recibe el niño en su primera etapa de la vida, son la primera relación literaria y sentimental que se crea entre la madre y el niño, porque estas madres interpretan un papel vital en poner la primera semilla de la educación sentimental y en despertar los sentimientos del niño hacia las entonaciones rítmicas.

Las canciones de adormecer y mecer acompañan al niño en una etapa de su vida importante, sensible y esencial, que es la etapa de la infancia prematura (entre el nacimiento y los tres años de su vida) y el que las interpreta normalmente (en la cultura popular libia) es la madre, la hermana o cualquier otra mujer cercana al niño, y el primer objetivo de ellas -como mencionamos anteriormente- es intentar calmar al niño cuando llora, además de otros objetivos.

Lo que distingue las canciones de mecer y adormecer es su ritmo tranquilo, su estilo agradable y su música tranquila, así como su interpretación que exige al interprete una calma y gran energía positiva que contiene sentimientos de amor y cariño que va a transmitir a través de su voz al niño en forma de canción que tendrá su influencia mágica en el niño en el caso de que su interpretación sea de forma adecuada.