Idioma Número

Lea en esta edición

Esfuerzos de las instituciones culturales del golfo por la conservación del patrimonio cultural   inmaterial:   (Ministerio del patrimonio y cultura en sultanato de Omán, como ejemplo)
Este estudio, presenta los esfuerzos realizados por el ministerio del patrimonio y cultura de sulta...

Profesión de ladrillos cocidos en la región del Yarf este
El escritor, utilizó en la materia de este ensayo, el resultado de una recogida sobre el ter...

El folclore. Unidad de texto y variedad de lectura (Oasis egipcios – Jarga, cementerio del Bagawat)
Los textos folclóricos, se distinguen por su flexibilidad, los signos que aluden a ellos, se...
44
Issue 44
Puede descargar el (PDF) desde este enlace
Fundamentación de la música marroquí del instrumento
Número 44

 

 

Jalid Hilali – un escritor de Marruecos

Este estudio, es un intento de recopilación de textos, que están esparcidos, dentro

de las colecciones antiguas, y que hacen señas a la realidad de la música de instrumento,

que apareció en el Ándalus, de donde fue llevada a Marruecos. Se estableció también en

algunos países del norte de África, y conoció etapas de progreso y de retroceso, hasta

llegar al estilo musical que oímos hoy, ya que sus formas musicales, se perfeccionaron.

Se intentamos determinar los grandes temas que influyeron en la trayectoria de la

música de instrumento, podemos limitarlos en las siguientes etapas:

- Etapa de determinación de la peculiaridad, que consiste en las normas que

Ziryab puso para la interpretación de la Nuba.

- Etapa de corrección y renovación, que se manifiesta en lo que introdujo Ibn

Bayyah (Avempace), en el estilo de interpretación de la Nuba, ya que intentó

una adaptación entre el canto de los árabes y el de los cristianos en una sola

Nuba, y en la que el Muwashah, formó una nueva añadidura, ya sea a la

poesía, ya sea a la música.

- Etapa de la abertura sobre los países vecinos, ya que las sucesivas

emigraciones de los andaluces - que empezaron desde la época de los

Almorávides, cuando Ibn Bayyah, colaboró en la adaptación de aquella nueva

cultura musical, durante su permanencia en Fez, pasando por los Almohades y

los Merinidas - formaron una nueva dimensión de comunicación musical, que

enriqueció el legado musical local en los países del norte de África, entre los

cuales, esta Marruecos. Consolidó, la interpretación de la Nuba y la

enriqueció progresivamente, con otros componentes musicales y de

entonación. Esto no quiere decir, que los marroquíes no tenían música que

cantaban, al contrario, lo más probable, es que tenían tradiciones musicales, y

las añadiduras específicas, no son más que pruebas de su elevada posición en

eso.

 

- Etapa de patrocinio de las Zauias (pequeñas mezquitas) a la música del

instrumento. Lo evidente, es que las Zauias, desempeñaron un papel esencial

en la conservación de la Nuba, impidiendo que se perdieran sus formas de

tonalidad y entonación, sobre todo, durante el periodo de las luchas y de los

disturbios políticos, que conoció Marruecos. La audición, formó una cultura

musical diferente, que inspiró su línea musical, en lo que se cantaba de música

de instrumento, desde el siglo VI de la hégira. Las fiestas religiosas, sobre

todo, la fiesta del nacimiento del profeta, formaron una ocasión para descubrir

esta interacción entre la música de audición y la música de instrumento. Este

esfuerzo ofrecido por parte de los de audición, se evolucionó a través de la

devolución colectiva de voces, de los que evocaban el nombre de Dios en la

época de los Saaditas.

- Etapa posterior a la caída de Granada en 1492, una etapa en que la mayoría de

los estudios, se ponen de acuerdo, en que es la etapa más importante, porque

reforzó aquella abertura a través de lo que transportaron los árabes y los

musulmanes de patrimonio musical y que ofreció una nueva alternativa para el

canto en aquellos países, donde se establecieron. Este proceso, se llevó a

través de dos etapas: la primera, empezó inmediatamente después de la caída

del poder árabe en Granada. La segunda, se llevó a cabo ciento veinte años

después, ya que la llegada de los moriscos, formó un punto de transformación

importante y esencial en la historia de la Nuba en la música de instrumento.

- Etapa de recogida y registro de poesía, Muwashat y Zayal que se cantan, y

esto lo que hizo Elbuasami en “encender las velas”, y le siguió en una etapa

posterior Elhaik en su libreta.

Lo evidente, es que los primeros signos de la música de instrumento,

empezaron con los Merinidas, se pusieron más evidentes en la época de los

Saaditas y se maduraron en la época de los Alauitas. En eso, ayudó la

estabilidad política, que aquellas dinastías conocieron, y sus reyes fomentaron

la música y animaron a los músicos. Este fomento, estimuló a los músicos a

esforzarse en dar más y en desarrollar sus capacidades de interpretación.

Quiero mencionar otro punto, y es que la Nuba, que nos llegó con su cantidad

y su calidad, en un periodo determinado, su número llegó a veinte cuatro

Nubas, igual que las horas del día, es decir, cada Nuba, se interpretaba en una

hora determinada. Se miramos, el largo periodo que ocupa la interpretación de

 

una Nuba actualmente, que puede ocupar horas, lo probable, es que la Nuba

antes, no contenía esta cantidad de poesía, sino que se asentó de esta manera,

después de la integración de lo que quedaba de las Nubas perdidas en otras

Nubas que se conservaban, para ocupar todo este tamaño y etapas de

interpretación. Si no, no se puede realizar una distribución de Nubas según las

horas del día.