Idioma Número

Lea en esta edición

Estudio de artes liricas extranjeras Alyubi iraquí como ejemplo
El investigador, expone en su estudio titulado, (artes liricas extranjeras: Alyubi iraquí, c...

La situación del simbolismo y la imaginación en los estudios culturales contemporáneos. Antropología, Gilbert Duran, como ejemplo
Este estudio, aspira a arrojar luz sobre las características de la antropología de la ...

Profesión de ladrillos cocidos en la región del Yarf este
El escritor, utilizó en la materia de este ensayo, el resultado de una recogida sobre el ter...
44
Issue 44
Puede descargar el (PDF) desde este enlace
Estudio del decorado en las alfombras tunecinas a nivel formal
Número 44

Dr. Sarrur Milad

La elaboración de las alfombras de tejido rodeado, o alfombras de pelo levantado,

se considera una de las importantes artes aplicadas. Es un trabajo manual producido por

unos hilos entrelazados, que al mezclarse, separan un decorado y unos colores, que

representan la mayoría de los elementos materiales e inmateriales que rodean al hombre.

Este decorado, cobra consistencia, según detalles plásticos, que se repiten y se

armonizan, con una diversidad y una armonía entre los colores, y se equilibran con otros

detalles compatibles o incompatibles con ellos, para formar una unidad completa, que

adorna un borde, un rincón o un cuadro. El decorado, se considera uno de las

importantes artes plásticas, a través del cual la mayoría de los productos artesanales

adquieren valores estéticos y de interés. La unidad decorativa, es la base constitutiva del

diseño, y se puede definir como el vacio limitado entre una línea o más, según su tipo y

todas las formas que sirven para el decorado. Se puede dividir en dos tipos: unidades

decorativas geométricas y unidades decorativas naturales. No se puede afirmar

tajantemente el numero de tipos de decorado, ni las escuelas a que pertenecen, pero

intentaremos abordar la historia del decorado y las influencias de las civilizaciones,

culturas e ideologías que conocieron en Túnez, y el grado de su interacción con su

entorno local, mediterráneo e internacional.

Desde antiguo, Túnez conoció numerosas y grandes civilizaciones, empezando

por la cretácica, la cartaginesa, la romana, la de los vándalos y la bizantina, llegando a la

islámica, que se desarrollo en Túnez, sobre todo, con la dinastía de los aglabies y

continuó hasta el gobierno de los otomanos, incluso hasta hoy. Todas estas naciones,

dejaron su estampa de arte, poesía y arquitectura etc.…Aunque fue difícil afirmar una

decisión tajante, sobre los sucesos de la época antigua y su historia, pero las

excavaciones y la aparición de la arqueología, ayudaron a descifrar los signos del

hombre antiguo y a sacar todas las previsiones y especulaciones relacionadas con él,

afirmando no tajantemente, pero algunos trozos de la vida antigua, empezaron a juntarse

y a formarse para dar un aspecto, aunque no es completo, pero ayuda a comprender las

 

acumulaciones de las civilizaciones y a explicar su intromisión y mezcla con otras

civilizaciones humanas, en las lejanas regiones del mundo.

El decorado, fue un testigo de las civilizaciones, y uno de los soportes del arte,

por la variedad de los lugares donde se encuentra, según las materias sobre las que se

forma, sea una construcción, un tejido, una cerámica o un metal, es decir, una materia

dura o blanda. Se sometía a unos principios artísticos y a unos fundamentos

constructivos, se formó y se fundió desde antiguo, para aparecer reciente dentro de

corrientes y escuelas artísticas. El dibujo y la construcción plástica, aparecieron en las

cuevas con el hombre primitivo. En cuanto a Túnez, el doctor Mohamed Hosain Fantar,

en su libro, la letra y la imagen en el mundo Cartago, dijo que el hombre tunecino,

adquirió la destreza artística desde antiguo, ya que los estudios, demostraron que el

dibujo, existió en las diferentes regiones del mundo púnico. Los púnicos, daban mucha

importancia a la imagen y a los colores. Por ejemplo, se constató dibujos en Shaz, que

eran una preparación de las tumbas de los libios, que estaban excavadas en los

acantilados y en los lados de algunas colinas.