Idioma Número

Lea en esta edición

Esfuerzos de las instituciones culturales del golfo por la conservación del patrimonio cultural   inmaterial:   (Ministerio del patrimonio y cultura en sultanato de Omán, como ejemplo)
Este estudio, presenta los esfuerzos realizados por el ministerio del patrimonio y cultura de sulta...

Los juegos populares infantiles en el patrimonio andalusí
El espíritu del juego y diversión, no se ausentó de la civilización isl&...

Fundamentación de la música marroquí del instrumento
Este estudio, es un intento de recopilación de textos, que están esparcidos, dentro d...
44
Issue 44
Puede descargar el (PDF) desde este enlace
Editorial del numero XLIV - Fundación de un grupo bahreiní de artes populares
Número 44

 

A lo largo de las participaciones mundiales, a través de muchos años, tuve la

ocasión de ver muchos grupos internacionales, compuestos de distintas edades,

interpretando sus bailes nacionales, con las banderas de sus países, las indumentarias

tradicionales y sus admirables instrumentos musicales popular, expresando el espíritu de

la felicidad, que circula en la profundidad de su cultura, difundiendo alegría y armonía,

en ambientes festivos y alegres. Sentía aflicción, cada vez, por nuestra ausencia de estos

festivales y asambleas artísticas internacionales, a pesar de que no existe ningún

problema humano, ni económico o administrativo, en este asunto.

Es verdad, que la mayoría de nuestros países árabes, están en dificultades

económicas, pero derrochan mucho dinero en lo que no beneficia, y que toda la patria

desde el mar hasta el mar, están sus países en la desgracia de desunión, pero algún rayo

de luz, tiene que aparecer en un cercano horizonte. La historia de los pueblos, nos

enseñó, que las desgracias a las grandes naciones, les refunden, y que el arte a lo largo

del tiempo, es el medio de los pueblos, para conversar con el espíritu, dándole fuerza y

voluntad.

A través de esta aflicción, se me ocurrió una vez, que el número de parados, es

muy elevado, y sin duda, hay entre ellos genios y prometedores administrativos. Por

otra parte, en la mayoría de los casos, los árabes, se jubilan de sus trabajos, para

empezar a practicar otros independientes, normalmente, algún proyecto cercano a su

especialidad, o destreza. Una señora, me pregunto, después de jubilarse de su trabajo

 

administrativo, con que puede empezar, como proyecto, para invertir sus ahorros. Le

propuse, crear un grupo bahreiní de artes populares, se extrañó, y desaprobó la

propuesta diciendo: ¿quieres decir un grupo de baile?, le dije: si, un grupo de artes

populares, entre las que está el baile popular, que practicaron a través del tiempo, las

sociedades de Bahréin y del golfo árabe. Es un baile mímico, expresivo y modesto,

como el arte de Alfayri, Zaffan, Alarda, Almarrada, artes de Samiri y Jumari, que son

diferentes, de lo que se conoce sobre el baile oriental, de desnudar y exponer encantos

femeninos.

Empecé a explicar a la distinguida señora, la idea del proyecto, con la

cooperación de un maestro internacional, especializado en las artes mímicas, para

desarrollar nuestro baile popular, y crear bailes con dimensiones culturales, adecuados a

las exigencias de la época, a la energía latente de la nueva generación y animar a un

numero de chicas y chicos a practicar estas artes hasta dominarlas, para presentar a

Bahréin en los festivales nacionales y en los de las artes populares internacionales, para

exhibir las diversas creaciones de Bahréin. En la medida que va adquiriendo éxito,

tendrá apoyo privado y estatal. Le puse como ejemplos, la fundación del grupo bahreiní

para la música árabe, y el grupo de Mohamed Fares en 1997, con el apoyo de uno de los

bancos locales, así, como a modo de ejemplo, en la India, hay una academia superior,

para las artes del baile popular, su decano, es la profesora Barol Shah.

La señora, aparto el rostro diciendo: ¿Qué hay de las tradiciones, la mirada de la

sociedad, la intolerancia y muchas cosas más, que se va a decir de mí? Le dije: tu

sublime trabajo artístico y cultural perfecto, confirmara a todos, el valor de este trabajo

cultural, y su influencia en generaciones venideras, pero no se convenció.

En la república árabe de Egipto, hay una experiencia pionera en 1959 del grupo

de Mahmud Ali Reda y la artista Farida Fahmi de artes populares, que documento

numerosos bailes mímicos, relacionados con la historia y la grandiosa civilización de

Egipto. Es una experiencia, a pesar de todas las circunstancias y los obstáculos, sigue

aun viva.

En Líbano, existe la experiencia del grupo de Abdelhalem Carcala para artes

populares en 1968, que viajo con las artes libanesas y sirias en general, a todas las

regiones del mundo.

 

En Kuwait, el grupo de televisión de Kuwait en 1978, desempeño un papel, que

sigue presente y vivo, una experiencia para documentar las artes populares kuwaitís,

baile y canto, lo que hizo que este rico patrimonio esté más cerca, para las generaciones

venideras. El papel que desempeño la maestra Rabha Marzuq y la diseñadora Aicha

Mufreh ben Toq, era atractivo e influyente, gracias a la exitosa administración de los

artistas Ahmed Alcatami y Gannam Addican.

A pesar de los temores, que mostró la distinguida señora, y los obstáculos que

pueden mostrar otros, seguemos confiando en que la fundación de un grupo de artes

populares bahreiní, es un proyecto posible y realizable. Es una necesidad, que impondrá

nuestra realidad cultural, que tiene que cambiarse, porque la vida va hacia adelante, y no

permanece estable en un estado.

 

Ali Abdelah Jalifa

Redactor jefe