Idioma Número

Lea en esta edición

El canto de la aita entre la fundamentación y la observación histórica El libro: canto de la aita. Lahsen Naymi, como ejemplo
La cuestión del estudio del canto de la aita, no es asunto fácil, debido a numerosas c...

Por un sistema pedagógico árabe común para el patrimonio cultural inmaterial
Aprobando las determinaciones, que estableció el convenio del 2003 de la UNESCO, para preserv...

El patrimonio arquitectónico en los oasis marroquíes entre el problema de la decadencia y los esfuerzos de rehabilitación. Oasis de Tafilalt, como ejemplo
 Los oasis de Tafilalt, incluyen un interesante patrimonio arquitectónico, que personifi...
42
Issue 42
Puede descargar el (PDF) desde este enlace
Las culturas populares y el nuevo paradigma socio-antropológico. Una aproximación epistemológica
Número 42

Rachid Yarmuni

 

          No hay duda de que la inmersión en el estudio del tema de las culturas populares, desde el punto de vista socio-antropológico, está rodeado de muchos inconvenientes epistemológicos, debido a la nebulosidad del concepto por una parte y el cruce de un conjunto de campos de ciencias, en la aproximación a un tema como este. También, porque las culturas populares, se inclinan a la ocultación y no se expresan de una forma transparente y clara, sino que toman formas disfrazadas y a veces ambiguas e imposible de entender.

          Por otra parte, a pesar de esta dificultad mencionada, el avance logrado en el campo de las ciencias humanas, sobre todo, antropología y sociología, participó de un modo o de otro en esclarecer un conjunto de cosas ocultas, ambiguas y confusas en estas culturas. Se tomamos como ejemplo, el modelo del que hemos hablado, cuando nos referíamos a un conjunto de escuelas, que trataron este tipo de culturas, se ve claramente que se puede aproximarse a él desde numerosos puntos y desde numerosos aspectos. La cultura popular, a veces, puede expresar reacciones hacia una fuerza reinante y predominante, como es el caso en la historia de la canción del grupo marroquí  de Nas Elgueuan, por ejemplo. A veces, se puede leer este patrimonio, devolviéndolo a un tipo de culturas marginales, que toman nuevos procedimientos para expresar los componentes del colectivo común, o mirando a estas culturas considerándolas igual que la cultura de las elites, que se inclina hacia la estandarización. Por último, considerarla un tipo de vida normal de la gente, y a eso inclinamos nosotros, porque a través de este modelo, podemos leer la cultura de la sociedad en su totalidad, y analizar sus situaciones y sus archivos en su extensión en el pasado, presente y hasta en el futuro.

          Quizás lo importante a lo que podemos llegar en esta colaboración, es que hoy tenemos un importante fondo de herramientas y métodos, para abordar las cuestiones que plantean las culturas populares, asignando algunos estudios del doctorado en temas de cuestiones históricas, sociológicas o lingüísticas y hasta religiosas, y la ambición puede extenderse a solicitar la creación de un laboratorio de ideas Think Tank, que reúne grupos de especialistas en el campo de las ciencias humanas, para estudiar los aspectos oscuros  en las culturas populares en plural y no singular, porque expresan mas los componentes de estas culturas originales, arraigadas y ricas con sus afluentes, sus trayectorias, sus formaciones y su diversidad cultural en la región de oriente medio y norte de África.