Idioma Número

Lea en esta edición

Cualidad de la docilidad, su concepto musical y su autoridad en el ámbito musical. Explicación de los criterios musicales y sociológicos interpretativos, sometidos a la docilidad interpretativa.
  La conversación sobre la docilidad, propia de la interpretación instrumental, y...

El folclore, una lengua para la continuación de las civilizaciones
 El folclore, es el patrimonio cultural oral, que se transmite de generación a generaci&...

Estudio de la danza Hubi, un rito de travesía y recuperación del tiempo mítico
 La danza Hubi, es una danza popular, colectiva y famosa, la interpretan los habitantes de la r...
40
Issue 40
Puede descargar el (PDF) desde este enlace
Los elementos judaicos en el libro « fuente de los elementos de la sabiduría” atribuido a Elbuni “Ahiacharahia” como ejemplo
Número 40

Dr. Faray Kadari Elfajarani

          El estudio, llegó a un número de resultados de la siguiente manera:

  • El libro fuente de los elementos de la sabiduría, es uno de los libros populares, que tratan el tema de la magia de una forma general. El libro es atribuido a Ahmed ben Ali Elbuni, fallecido en el año 622 de la hégira, salvo que el estudio no hace remontar el tiempo de la escritura a esa época, ni tampoco encuentra argumentos para la veracidad de atribuir el libro a Elbuni.
  • Los escribanos, judíos y musulmanes, supieron utilizar los nombres divinos, y los emplearon en sus escritos sin ningún inconveniente, sea el nombre de origen hebreo, o de origen árabe.
  • El punto de partida dogmatico en las dos religiones, ayudó a intercambiar conocimientos sobre la magia entre judíos y musulmanes, sobre todo, en las sociedades musulmanas, donde reinaba la convivencia y la admisión del otro.
  • Los escribanos musulmanes, recurrieron a las escrituras sobre la magia judía, y quizás, se adiestraron practicando la magia, con practicantes judíos de gran experiencia.
  • En la escritura de textos de magia, se utilizó letras árabes y hebreas, con escribanos musulmanes, o judíos, lo que refuerza la hipótesis del bilingüismo de los escribanos judíos y musulmanes.
  • El estudio, aclaró uno de los ámbitos de la influencia judía en el libro fuente de los elementos de la sabiduría, atribuido a Elbuni, que es la fundamentación de las formulas de los nombres de Dios mencionados en el libro, obtenidos de las fuentes religiosas judías, escritas en hebreo. El estudio se ocupó de las expresiones y formulas, asociadas a los actos de la magia, es decir, a la literatura de la magia, y a las formulaciones del conjuro, existentes en los textos de la magia, mas bien, determinó en estos textos, solamente, los nombres de Dios, mencionados en el libro, objeto del estudio, en busca de sus orígenes hebreas.
  • El estudio, devolvió muchos de los nombres divinos, mencionados en el libro, fuente de los elementos de la sabiduría, a orígenes hebreas, como las formulaciones, Ahiacharahia, Melij, Ahienamahia, Adonai, Sbaoth, el Shaddai y Barej. El estudio, intentó descubrir, las numerosas formulaciones de uno de estos nombres, “Ahiacharahia”.
  • El estudio, llegó a reducir todas las formulaciones de los nombres divinos, que atribuyó el libro fuente de los elementos de la sabiduría, a dos fuentes hebreas, el Tanaj y el libro de harzem.