Idioma Número

Lea en esta edición

Las mil y una noches en los artes visuales en oriente y en occidente
Los cuentos de las mil y una noches, tienen orígenes artísticos, estilos expresivos y ...

Cuando el hombre se expresa en música, la flauta como ejemplo
El hombre inventó los instrumentos musicales, para expresar a través de ellos sus sent...

Estudio semio-antrpológico de hábitos y ritos de boda en Tilismán
Si partimos de una perspectiva que considera la celebración de una boda, con todo lo que cont...
36
Issue 36
Puede descargar el (PDF) desde este enlace
La nueva canción popular en Túnez y la modernización de la sociedad tras la independencia: estudio documentario
Número 36

Dr. Mohamed Dridi

          Conclusiones generales sobre la nueva canción popular en Túnez:

          De las importantes conclusiones que podemos sacar de este estudio documentario de la nueva canción popular en Túnez mencionamos lo siguiente:

          Dependencia de la nueva canción popular en Túnez, a mediados del siglo XX, de las orientaciones del joven estado que veía en el seguimiento de la trayectoria de la modernización de la sociedad, un camino para salir de las antiguas tradiciones que dificultaban la marcha del desarrollo del país, social, económico y cultural.

          Las autoridades gubernamentales de aquella época, se aprovecharon del afecto de la masa por las canciones populares, sobre todo las canciones beduinas, para hacer circular sus ideas reformistas, a veces, y plantear la alternativa ideológica para el modo social, económico y cultural otras veces.

          La confiabilidad del estado en la capacidad de influencia de los medios auditivos (la radio sobre todo) en la masa, para atraer su atención, mediante un conjunto de nuevas canciones populares, hacia la política del estado reciente, con el objetivo de que el ciudadano se asociara gradualmente al nuevo sistema del modo social buscado.

          Incorporación de artistas populares, cantantes, compositores y poetas al sistema de la nueva producción de canciones populares, portadoras de significados de concienciación y de reforma y hasta significados  glorificando la política del estado, y su símbolo, representado entonces en la persona del presidente. Todo esto por hallar un sitio en el campo cultural en aquella época, a través de destacarse y difundirse artísticamente mediante distintos programas radiofónicos, sobre todo, el programa la caravana en marcha de la radio nacional que emitía sus programas a todo el territorio de la república.

          La autoridad política, se aprovechó de estas nuevas canciones populares con el objetivo de consolidar en la masa, el nuevo sistema político del país, representado en el régimen republicano, que empezó a funcionar a partir del 25 de julio de 1957, tras la monarquía que se extendió a lo largo de la época en la que gobernaron Túnez los distintos beyes. En la mayoría de las nuevas canciones populares, encontramos la glorificación del símbolo del estado, representado entonces, en la persona del presidente, inspirador de las ideas progresistas, por las cuales fueron producidas aquellas canciones, en una mezcla entre el estado y la persona del presidente del estado. Esto fue declarado por el presidente Elhabib Burguiba en numerosos discursos políticos en directo, también en episodios televisivos con carácter de concientización, de las orientaciones del señor presidente, cuando dice: « el estado, soy yo ».

          El estado reciente, para concienciar,  reformar la masa y presentar alternativa social, económica y cultural, se aprovechó de una manera casi totalitaria de las nuevas canciones populares, que se basan fundamentalmente en la composición de versos populares, y la composición musical  beduina, con todas sus características rítmicas, de entonación e interpretación, por dos importantes motivos: primero, el gusto de la masa por la composición de versos y música populares en aquella época. Segundo, el empeño de los productores musicales en la institución de la radio, bajo el dominio y el control del estado, en producir canciones de matiz reformista para la masa, y al mismo tiempo responden al gusto del símbolo del estado, representado por el presidente, según su declaración de prensa en 1955, “a mí me gusta la música oriental y la beduina, en cuanto a la música occidental y moderna, no las entiendo”, como hemos mencionado al principio de este estudio.

          Nos hemos limitado en este breve estudio, a la documentación de algunos ejemplos de las nuevas canciones populares, producidas en Túnez por la radio que acapara el estado, en servicio de consolidar el modo social, económico y cultural, que querían lograr, para construir el estado reciente, tras la independencia. Digno de observar, que la mayoría de estas canciones fueron destruidas de los archivos de la radio y la televisión nacional, debido a que ya no sirven para esta época, porque la producción de estas nuevas canciones populares, fue debida a determinados objetivos, que hoy día no vienen al caso.